Furia Española!!!

Publicado: 6 septiembre, 2010 en Sin categoría

Furia española!

Este fin de semana ha sido, sin duda alguna, uno de los mejores fines de semana y más relevantes (aunque mediaticamente, no tanto), en el ámbito deportivo español! Por desgracia, un accidente en la carrera de Moto 2, acabó con la vida de Showa Tomizawa (que descanse en paz) y oscureció el mejor fin de semana en el motociclismo español de siempre. Tres cilindradas, tres victorias y siete podios, dejando para un suizo y un italiano dos terceros puestos (y gracias). A esto hay que sumar el primer campeonato mundial de motocross para un español en la categoría de MX3, victoria de etapa y liderato español en La Vuelta a España, victoria de la Selección Española de Baloncesto a Grecia (un hueso) en el mundial de baloncesto, victoria de la Selección Española de Fútbol a Lietchtestein (un caramelo… menos para escribir su nombre), paseo de la Armada Española por el Open de Estados Unidos… y lo que más me ha emocionado en todo el fin de semana e incluso de todo el año: La primera victoria de un español (hombre) en el campeonato mundial de Mountain Bike Élite en las piernas, brazos y cabeza de Jose Antonio Hermida!!!

Esto, para mi, es como para un futbolero, la victoria del Mundial a cargo de la Selección Española. Con pocas personas me he quedado más ronco que gritándo en la Casa de Campo, en las carreras de la Copa del Mundo a Jose Antonio en la subida de la cuesta de la muerte y nunca salté tanto de alegría que cuando hizo segundo en una de esas carreras. El tío es una de esas estrellas super accesibles y amables, un tío que se merece todo en lo profesional y en lo personal, que lo ha ganado casi todo y esta es una de esas pocas victorias que le quedaban y que más lustre le va a dar a su medallero, más extenso que la lista de amantes de Julio Iglesias. Un histórico de la Copa del Mundo y de la élite del rally internacional, campeón de innumerables carreras, campeón de Europa tres veces, campeón del mundo por relevos con la Selección Española otras tres veces, subcampeón en las Olimpiadas de Atenas, subcampeón de la Copa del Mundo, y campeón del Mundo como junior y sub-23… leer todo esto es más cansado que prepararse para el Ironman. Pues eso, que mi gozo no tiene fin con esta noticia y aunque la manchita negra de la muerte de Showa empaña un poco todo, estoy super contento con la victoria de nuestro mejor biker.

Jose Antonio: VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ!!!

P.D.: En relación a la muerte del motero japo, aún tengo la carne de gallina. Lo vi en directo por la tele y aunque no me he montado en moto en la vida, estaba claro que no pintaba bien el accidente. Por eso no me sorprendió cuando anunciaron su muerte en la carrera de Moto GP. Nunca es agradable este tipo de sucesos, pero como Dijo Fonsi Nieto en rueda de prensa ayer: “Nadie nos ha puesto una pistola en la cabeza para correr en moto”. Por suerte su profesión es lo que más les gusta hacer en el mundo y aunque su muerte ha sido prematura, ha ocurrido en pleno ejercicio de su pasión. Si a mi me preguntan, siempre diré que prefiero morir atropellado con la bici que por un accidente en la oficina. Vamos, que si tengo que morir, mejor haciéndo algo que me gusta.

Que descanse en paz, que esté donde esté, no le va a faltar la compañía de otros moteros muertos en sus mismas circunstancias!Hermida en su nube!

Joer… lo de esta mañana ya podría valerme como entrenamiento y además de los completitos, de los de transición, porque si comparamos los trasbordos hechos al ir a currar con las transiciones de un tri… hoy habría inventado un deporte nuevo, porque he hecho cuatro transiciones! Y además con carga, porque llevo un libraco (para que digan que el saber no ocupa lugar) de setecientas páginas y pesa un huevo. Es de historia del arte y el papel, al ser especial para las ilustraciones en color, pesa más que el normal.

Hoy he salido de casa a las 06:41 y he llegado al trabajo a las 08:13… cuando usualmente estoy fichando a las 07:25!!! Que cómo lo he hecho? Ha sido torpeza mía junto a las imprecisas instrucciones de un conductor de autobús… empezaré por el principio: Yo me he ido a la hora mencionada hacia el metro de mi barrio. En la boca de metro compro el periódico como todos los días (sanas costumbres). En metro tengo solo una parada hasta el tren que me lleva al trabajo, pero cuando he llegado a la estación de origen, he visto que el andén estaba repleto de personas como yo o incluso hasta más feas, esperando, cosa poco habitual (lo de que hubiera tantas personas y que algunas fueran más feas). Por megafonía anuncian que el primer tren que pasa por allí de camino a mi trabajo tenía prevista su salida de Atocha a las 07:15! En una rápida decisión, me doy la vuelta y marcho en Metro de Madrid (vuela) a Moncloa, para pillar un bus como medida alternativa. Dicho y hecho, a las 07:22 llego al intercambiador de buses y me dirijo al que creo que tengo que pillar.
– Buenos días, este autobús pasa por el Plantío?”
– Si, si pasa
– … Pues me amonto!
Salimos del intercambiador y como bien dijo el señor autobusero, el vehículo, literalmente pasa por delante de El Plantío, de la misma manera que el Pisuerga pasa por Valladolid… sin detenerse! Joder, me siento como un GPS cuando te pasas de la salida que él te indica! Así que recalculando mi ruta y sin la posibilidad de decirle al conductor “en la próxima salida, de la vuelta”, me voy a Las Rozas, porque claro, por Majadahonda también “pasa”. Me paro para pillar el tren en Las Rozas, pero no en la estación, no. Eso sería demasiado rápido, cómodo y aburrido. Me paro en medio del pueblo y tiro para la estación dando un paseo vespertino, fresquito y agradable, para qué nos vamos a engañar. Al llegar a la estación siento una especia de sensación de seguridad. En ese momento soy consciente de que si, voy a llegar al trabajo. Monto en el tren y rezando para que no me pille ningún revisor, puesto que en el viaje me he pasado de la zona B1 de mi abono transportes a la B2 de Las Rozas, vuelvo sentido sur. En Majadahonda me encuentro con una compi de curro y ya juntos y descojonados, nos dirigimos al trabajo y nos separamos en la máquina de café. Como dijo George Bush Jr.: “Mission Acomplished” pero yo lo digo con razón.

Estoy cansadísimo y si no fuera por el calor del sábado pasado estaría en una circunstancia más precaria. Menos mal que ya voy acostumbrándome a tanta carga!

La vuelta… si, efectivamente, más dura ha sido la caída!

Publicado: 30 agosto, 2010 en Sin categoría

Ya estoy de vuelta en la Villa y Corte! Por Madrid parece que no pasan las semanas, porque hace el mismo calor infernal que cuando me marché para tierras más benignas (climatológicamente, gastronómicamente y sesualmente, jarr!). La vuelta ha sido traumática, sin paños calientes. El viernes por la tarde estaba en casa flipando con el calor, en gallumbos y eliminando correos electrónicos. El sábado tenía guardia, y tras dormir de puta pena y tragarme mi jornada, me fui a entrenar lo que estaba estipulado para ese día, a saber: Dos horas y media de bicicleta más una transición lo más rápida posible de cuarenta minutos de carrera a pie. Ok, pues al lío… pero a las 15:00!!! Con un calor que subía del asfalto y casi me derretía las ruedas, con la llanta incluida, hice 63 km muy tranquilitos, vigilando no pasarme de pulsaciones, pero no se si por haber dormido mal, por el calor, por venir de estar tres semanas a nivel del mar… las pulsaciones por las nubes! Al llegar a casa ya tenía todo preparado para cambiarme rápido de ropa y salir a correr. Tras ese kilometraje, a las 17:30, correr no era algo que mis piernas tuvieran previsto. Y protestaron como ellas suelen, con dolor, pero bueno, al final y 7 km y medio después llegaba a casa. Mareado, desorientado, con ganas de vomitar, sentarme, tumbarme, bebiendo a sorbitos agua del tiempo porque no me entraba nada más… Bueno, luego ya se me fue pasando el cuelgue, pero la resaca fue muy parecida a una mala noche con alcohol de quemar. Y menos mal que estaba solo en casa, porque si me ve la familia dando un pasito palante María y un pasito patrás, encima se me preocupan.

Y bueno, acerca de las vacaciones… nadé algo en el mar, hice más bici de lo que pensaba (y cayó el gigante!!! Subí un puertaco: El Pozo de las Mujeres Muertas. Os prometo que se llama así) y salí a correr por esas playas de Gijón. Además, me puse ciego de comer y de beber… pero como eso no es relevante para lo que nos trata, lo omito, jajaja!

Me ha abducido el Tour!

Publicado: 27 julio, 2010 en Sin categoría

Madre mía… ya ni me acordaba de que tenía un blog! Ha pasado todo un Tour sin escribir… y prácticamente sin entrenar. Asuntos más graves y apremiantes -que persisten coleteando como un pez recién sacado del agua- me han tenido ocupado estas últimas semanas. Bueno, para qué negarlo: La lucha entre Alberto y Andy me ha absorbido las neuronas como cada año en Julio. Además, el Tour viene cada año sin anestesia, desde hace ya unos cuantos. Antes, televisaban un mogollón de carreras ciclistas, y estaba muy pendiente de la actualidad… quién estaba en forma, quién había apretado en la Daufiné, en la vuelta a Suiza, qué bicis llevaba cada equipo, qué grupo y ruedas montaban y hasta la marca de casco que les patrocinaba. Desde hace unos años, llega el Tour como una bomba, siempre sorprendiéndome en la primera semana. Este año, ha sido un poco light, la verdad y la exaltación de la amistad entre Alberto y Andy, unas veces me parecía muy forzada y otras fuera de lugar… a veces me sentía como Carlos Sastre, a punto de echar la pota con una subida de azúcar por tanto amor por el prójimo, tanto tocársela con papel de fumar, no fuera a ser que alguien se molestase. Esto no es lucha libre, no se trata de pelea en el barro entre chicas en tanga pero tampoco es la Casa de la Pradera. Se supone que es un deporte de caballeros, de gente dura y de valientes e inteligentes, cosa que hemos visto solo a medias. Andy ha sido valiente a medias… atacando a diez kilómetros de la llegada a la cima del Tourmalet (desde el ataque de Carlos Sastre en Alpe D’huez en su Tour no había visto tantos huevos), pero estando a la sombra del Alberto el resto de días al creerse inferior a él. Inteligencia a medias en la persona del Alberto al gestionar su “pobre” estado de forma en este Tour. Sabiéndose temido, lo ha aprovechado para que no le atacasen, pero ha quemado su comodín y se ha puesto a la altura de los mortales, a tiro para que en lo sucesivo le ataquen sin parar, a no ser que vuelva a mostrar su superioridad a base de fuerza pura.
Al final ha ganado, no el más fuerte, si no el más listo. Pero creo que no le va valer en lo sucesivo con lo mismo. Ha tenido suerte de que Andy no haya sido un poco más valiente, porque su director, Bjarne Riis, sabía que Alberto iba de farol y se lo dijo (qué lástima que Perico no se hiciera director de un equipo potente! Me descojono solo con imaginarme a Alberto Contador a las órdenes de Perico!!!).

A mi me está costando más trabajo recuperarme de la boda de mi cuñada que del último maratón… bienvenido a la treintena!

Instrucciones de uso… by Donovan.

Publicado: 1 julio, 2010 en Sin categoría

Antes de nada, os presento a Donovan. Es mi alter ego. Una personalidad al que le ocurren calamidades más o menos graciosas y que podría perfectamente escribir un blog paralelo.

Hoy comenzaremos con las instrucciones que nos ha pasado Donovan, para ponerse unas pinzas de natación en la nariz. Basicamente se trata de abrir el puente y ponerselas sobre la nariz (como el puente de unas gafas), de forma que las dos aletas de la misma cierren sus respectivos agujeros. Vale, parece sencillo, no? Pues he aquí la escena en la que un servidor de ustedes se enfrenta en la soledad de su hogar a tan dificil rompecabezas frente al espejo del salón. Lo primero es mirar con desconfianza el aparato comprado en el Cortinglés, que más parece sacado de una tienda de ortopedia. Segundo, buscar infructuosamente las instrucciones en la caja. Tercero animarse a probar el artilugio… joder, si he tenido los cojones de apuntarme al Ironman de Lanzarote, cómo coño no voy a ponerme esto en la nariz! Me pongo a ello y termino escribiendo el Kamasutra de las pinzas de de natación para la nariz… y yo sin un triste poster de Gemma Mengual para tomar referencias. Bueno, no se cómo, pero en mi desesperación por encontrarle acomodo a las, ya enemigas, pinzas de natación, acabo con ellas dentro de la nariz… si, si, como lo leeis! Era tal mi desesperación que, como último recurso me las casqué dentro… joder, no nos ponemos tapones dentro de los oidos para que no entre agua, en lugar de cerrar las orejas? El resultado final ha sido tan ambiguo como Lady Gaga y tan insatisfactorio como meterse un cactus por el culo. Ahora me asalta una duda… tendrán tallaje las pinzas de natación? Las narices son como los penes (en algunos casos literalmente), que los hay de muchos tamaños, grosores y cumplen diferentes rendimientos, por eso sería lógico que hicieran tallas diferentes, no? Y si en ese caso voy con una pinza pequeña? Menudo ridículo… una vez más!

Todo lo anterior vino precedido por la visita a mi nuevo fisio, Manolo. Un tío cojonudo y con unas manos por las que no me gustaría pasar cuando esté cabreado, además, me alegró un montón conocer a alguien a quién los bomberos también han sacado en lancha del agua (mal de muchos…). Salí de allí como Chiquito de la Calzada, jodido pero contento. Ahora entiendo eso de depilarse para los masajes. Claro, no es lo mismo un masaje relajante que uno terapéutico deportivo. Ahora que en tres masajes como los de ayer y no me queda pelo alguno en las piernas, porque fijo que me arrancó unos cuantos pese al aceite corporal Johnsons. La novatada del día: Me fui desde el curro y con pantalón largo, así que a la vuelta se me pegaban las piernas a los pantalones y daba más sensación de calor. El próximo día en pantalocito de atletismo y camiseta a juego, que uno es super guay aunque se ponga el traje de faena

Milagro… no me duele!

Publicado: 29 junio, 2010 en Sin categoría

Hoy no he podido escribir por la mañana, así que tengo dos entrenamientos a las espaldas desde la última edición del blog. Pero estoy requetecontento porque ayer salí a correr cuarenta minutos y volví a casa de una pieza. Lo más relevante es que con la rodillera Medilast (les voy a proponer para la Órden del Mérito al Trabajo), no me dolió nada de nada la rodilla que el día anterior me jodió tanto. Hice media hora al tran tan y los diez últimos minutos, corriendo como a mi me gusta, deprisita. Y nada! Menudo peso de encima me he quitado! Ahora a ver qué dice el fisio y a cuidarse estos 11 meses.
Mientras tanto, me vi corriendo en un mundo fantástico donde las miradas importan más que la propia carrera en si. La gente que sale a correr por el parque donde voy, siempre se queda mirando… al principio pensé que era yo, pero luego me fijé que la peña lo hacía con todo el mundo. No se, es raro… los que corren habitualmente y son veteranos, los musculitos de gimnasio que te escanean entero, las niñas que salen a veces, las señoras que hacen su futin
En fin, hoy 50 km en bici sintiéndome bien y gracias… que para lo flojito que estaba esta mañana, no me puedo quejar. Y mañana fisio a ver qué me dice…

Una semana menos!

Publicado: 28 junio, 2010 en Sin categoría

Vaya, ya ha pasado toda una semana desde que comencé los entrenamientos planificados. Y ha sido casi como quién no quiere la cosa, sin apenas darme cuenta. El pasado martes o miércoles tuve mi problema con la rodilla al correr y si que me di cuenta y el viernes al intentar hacer un ejercicio de nosoquédehipoxia en el agua… pues como que me hundía y lo de no respirar termina siendo algo incómodo quieras que no…

Ventajas? En esta semana he aprendido a respirar cada tres brazas en el agua y me ha parecido el mayor progreso desde que se inventó la rueda y los perritos calientes de microondas! Pedalear con una cadencia alta, creía que me iba a costar un huevo y ha sido bastante fácil. Y mis nuevos y ya tan buenos amigos, los estiramientos!!! Solo falta sacarle la versión positiva a lo malo. Es decir, que los dolores en mi rodilla me hayan obligado a visitar al fisio, no es malo (siempre y cuando la lesión no sea grave), si no el comienzo de un hábito saludable en lo sucesivo.

El viernes hice una buena y larga (para lo que estoy acostumbrado) sesión de piscina. En total 1200 metros con ejercicios variados y muy productivos. Salí contento y orgulloso de mi mismo. Fue la primera vez que nadé con pullboy y me resultó divertido y relativamente cómodo (si es cómodo, no debe ser muy bueno para entrenar, jajaja). Uno de los ejercicios técnicos fui incapaz de hacerlo porque literalmente me hundía, pero lo suplí de la mejor manera que pude.

El sábado, tras la guardia en el curro, dos horas de bici de 15:00 a 17:00… MENUDA TORRERA!!! Como que me quemé los hombros! Pero llegué a casa igualmente contento y satisfecho con el entreno. Lo bueno fue que a esas horas apenas había coches y pude rodar muy cómodo. Además, probé el gel de grosellas con cafeina de Power Bar y he re reconocer que es mucho más agradable de sabor que los otros geles que he probado de esa marca y además, cumple perfectamente con su función. No se si porque he dejado de beber coca cola o porque es un tiro, pero a los dos kilómetros de tomarme el gel, me subió como si me hubieran dopado y empecé a tragar kilómetros aproximadamente con un rendimiento de un 15% más.

El domingo me lo salté porque parecía que iba a llover y al final nada… pero sin complejos me casqué una siesta cojonuda y una jarra de más de medio litro de birra! Hoy toca correr a pata… veremos si con la rodillera podemos hacer algo mejor el entrenamiento. Si no, vuelta a casita y el miércoles, el fisio dirá.